PREVENCIÓN Y EDUCACIÓN BUCODENTAL

a prevención es un objetivo fundamental dentro del área de la salud bucal. Su finalidad es evitar el establecimiento de enfermedades como la caries y la enfermedad periodontal entre otras. El cuidado de los dientes y de la boca es de gran importancia, es la parte inicial del aparato digestivo por medio de la cual se realizan las siguientes funciones:

  • Función alimenticia.
  • Función gustativa.
  • Función fonética.
  • Función respiratoria.

Nuestros dientes:

La caries es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

La caries dental se asocia principalmente a errores en la técnica de cepilla y a la ausencia de hilo dental. También existe un componente génetico, a una dieta cariogénica ( rica en hidratos de carbono y azúcares refinados) y al estado sistémico del paciente.

La técnica de cepillado

El cepillado dental debe convertirse en un hábito diario de limpieza.

  • Coloque el cepillo de dientes mirando a sus encías en un ángulo de 45º. Realice movimientos vibratorios cortos.
  • Posteriormente realice un movimiento de barrido.
  • Repita estos moviemientos en las superficies externas, internas y por las caras masticatorias de los dientes utilice la punta del cepillo para limpiar la superficie interna de los dientes anteriores.
  • Realizando un movimiento delicado de arriba hacia abajo.
  • No olvidar cepillar la lengua.

Uso del hilo dental.

Corte un segmento de hilodental de aproximadamente 50 cm y envuelva los extremos entre sus dedos medios.

Use los dedos pulgares y los indices para colocar 2,5 cm de hilo dental entre sus dientes.

Con mucha delicadeza, mueva el hilo dental para adelante y para atrás para colocarlo entre los dientes. Al nivel de la linea de las encías, curve el hilo dental alrededor del diente.

Sujete el hilo dental apretado contra el diente y con un movimiento hacia abajo, roce cuidadosamente el lado del diente con el hilo dental.

1 – Dedícale tiempo.

Evitarás enfermedades en dientes y encías.

2 – Después de cada comida.

Cepilla tus dientes durante al menos dos minutos sin olvidar lengua y encías.

3 – Filamentos firmes y suaves.

Utiliza un cepillo de filamentos medios, pasta con flúor y colutorio.

4 – Cambia tu cepillo.

Renueva cada 3 meses, o el cabezal sí es eléctrico.

5 – Visita a tu dentista.

Visita a tu dentista cada 6 meses, para revisión y para una limpieza profesional. Los niños deben visitar al dentista sobre los 3 años o cuando tengan todos los dientes de leche.